Mega fusión cervecera ya cerrada, revive en Ecuador .- Fabián T. Pozo

Mega fusión cervecera ya cerrada, revive en Ecuador .- Fabián T. Pozo

La megafusión cervecera entre AB InBev y SAB Miller, que cerró el pasado 10 de octubre de 2016, se reabrió sorpresivamente en Ecuador, luego de que la autoridad antimonopolio nacional decidiera modificar las condiciones originalmente impuestas e incluir la venta obligatoria de la marca “CLUB”, mediante una resolución dictada el 15 de noviembre de 2016.

El pasado 22 de julio de 2016, se había aprobado el compromiso de cumplimiento de condiciones que la Autoridad exigía para aprobar la fusión entre Cervecería Nacional (Subsidiaria de SAB Miller) y AmBev (Subsidiaria de AB InBev).  Entre estas condiciones se incluía la desinversión de una planta de producción ubicada en Guayaquil y la venta de las marcas Biela, Zenda, Dorada y Maltín, para ser ofertadas en paquete a un tercer operador entrante al mercado ecuatoriano.

También impuso limitaciones a la publicidad de las marcas Pilsener, Club, Budweiser, BUD66 y Pony Malta, y se ordenaba dar gratuitamente un espacio en los refrigeradores propiedad de la empresa resultante para la exhibición de cervezas artesanales.

Sin embargo, el 15 de noviembre de 2016, la Superintendencia de Control del Poder de Mercado (SCPM) de Ecuador, decidió modificar las condiciones impuestas inicialmente e incluir la venta obligatoria de la marca “CLUB”, cerveza tipo Premium con más de 50 años en el mercado ecuatoriano.

Esta resolución se dio tras la interposición de tres recursos administrativos por parte de Heineken, de una Asociación de Cerveceros Artesanales, y de Cervecería Austral y Cervecería Nórdica. El Superintendente resolvió negar estos recursos, pero resolvió de oficio, en el mismo acto, la desinversión de la marca “CLUB”.

Luego de esto, Heineken manifestó su intención de comprar el paquete y planta cuya desinversión se ordenó, siempre que se incluya a CLUB. Por su parte, Cervecería Nacional anunció su desacuerdo y que lucharía por proteger su marca.

Es cierto que tras la fusión, la empresa resultante controlaría cerca del 99 % del mercado cervecero ecuatoriano por medio de Cervecería Nacional, salvo el mercado de cervezas importadas. Sin embargo, la modificación de oficio de una resolución como la que aprobó la fusión cervecera procede solamente en caso de que la información presentada por el solicitante de autorización fuere falsa o incompleta según el Art. 24 de la Ley de la materia, algo que no se menciona en la nueva resolución.

Distinto hubiese sido si la Autoridad resolvía conceder el recurso interpuesto por Heineken y otros.

Justamente, mientras escribía este artículo, se resolvió oralmente una acción constitucional de protección interpuesta ante un juez de Guayaquil, que declaró nula la orden de desinversión de la marca CLUB por falta de motivación. Aún no se ha hecho pública la sentencia escrita.

La Superintendencia podría apelar esta decisión constitucional ante una de las Salas de la Corte Provincial del Guayas, y los interesados (Heineken y otros) podrían solicitar intervenir como terceristas.

Así, a pesar de ya haberse cerrado la operación internacionalmente, en Ecuador, el drama continúa.

Originalmente publicado en Lex Latin: http://lexlatin.com/opinion/megafusion-cervecera-ya-cerrada-resucita-ecuador-caso-club/

Sin Comentarios

Escriba su comentario

Please enter a message.
Por favor ingrese su nombre.
Please enter a valid e-mail address.