¿Es obligatoria la afiliación al IESS de trabajadores sin relación de dependencia? – Paúl Maldonado O.

¿Es obligatoria la afiliación al IESS de trabajadores sin relación de dependencia? – Paúl Maldonado O.

La obligatoriedad del grupo de trabajadores sin relación de dependencia ha sido un tema controversial y muy discutido en el ámbito de la Seguridad Social, ya que existe normativa legal que a groso modo obliga a la afiliación y otra que indica que la afiliación es voluntaria para dicho grupo, lo cual desencadena una serie dudas y una necesidad que se emita una resolución por parte del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social en la cual se detalle y determine este hecho.

Para iniciar un análisis de la inquietud antes mencionada, debemos partir de la normativa general para luego analizar normas legales especiales como son la ley de seguridad social y las resoluciones impartidas por el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social en las cuales se trata el tema.

El Art. 34 de la Constitución de la República del Ecuador, indica que “El derecho a la seguridad social es un derecho irrenunciable de todas las personas, y será deber y responsabilidad primordial del Estado…”, lo cual junto con lo que indica el inicio del Art. 367 de la misma Carta Magna en lo que respecta a que: “El sistema de seguridad social es público y universal…”, es claro colegir que las personas con trabajo autónomo tienen derecho a la seguridad social; pero no se habla de obligatoriedad o no en su afiliación.

La seguridad social pretende garantizar el buen vivir de las personas que conforman un Estado e incluso algunos juristas lo reconocen como un derecho humano, ya que el estado de bienestar de una persona se basa en el principio que consiste en que todo aquel que forme parte de una comunidad, y,  por el solo hecho de ser persona humana, tiene derecho a participar de los beneficios del bien común; entendiendo dicho bienestar como aquel nivel de vida mínimo sobre el cual debe estar todo ser humano, sin ningún tipo de distinción alguna.

La seguridad social pertenece a una rama de la política económica y social, mediante la cual la comunidad de un Estado determinado, protege a sus miembros asegurándoles una mejor calidad de vida, garantizando salud y plazas de trabajo suficientes para obtener con ello más productividad, progreso y mayor bienestar común. Teniendo en cuenta que todos tienen derecho a la seguridad social ya que incluso a éste derecho se le da la jerarquía de derecho humano, no sería válido o lógico hablar de obligatoriedad o voluntariedad de un derecho; sin embargo, la Ley de Seguridad Social en su Art. 2, menciona y detalla en los que respecta a los trabajadores sin relación de dependencia quienes son los sujetos de protección indicando lo siguiente:

Son sujetos «obligados a solicitar la protección» del Seguro General Obligatorio, en calidad de afiliados, todas las personas que perciben ingresos por la ejecución de una obra o la prestación de un servicio físico o intelectual, con relación laboral o sin ella; en particular:

  1. El trabajador autónomo;
  2. El profesional en libre ejercicio;
  3. El administrador o patrono de un negocio;
  4. El dueño de una empresa unipersonal; …”.

El Art. 9 de la misma ley, define cada uno de los literales citados del Art. 2, indicando lo siguiente:

“Para los efectos de la protección del Seguro General Obligatorio

  1. Es trabajador autónomo toda persona que ejerce un oficio o ejecuta una obra o realiza regularmente una actividad económica, sin relación de dependencia, y percibe un ingreso en forma de honorarios, comisiones, participaciones, beneficios u otra retribución distinta al sueldo o salario;
  2. Es profesional en libre ejercicio toda persona con título universitario, politécnico o tecnológico que presta servicios a otras personas, sin relación de dependencia, por sí misma o en asociación con otras personas, y percibe un ingreso en forma de honorarios, participaciones u otra retribución distinta al sueldo o salario;
  3. Es administrador o patrono de un negocio toda persona que emplea a otros para que ejecuten una obra o presten un servicio, por cuenta suya o de un tercero;
  4. Es dueño de una empresa unipersonal, toda persona que establece una empresa o negocio de hecho, para prestar servicios o arriesgar capitales…”.

La frase «obligados a solicitar la protección», con la cual inicia el Art. 2 antes mencionado, fue declarada inconstitucional mediante Resolución del Tribunal Constitucional No. 052-2001-RA, misma que fue publicada en el Registro Oficial 525 de fecha 16 de febrero de 2005.

Por último, es válido analizar el Art. 10 de la misma ley que trata sobre las reglas de protección y exclusión, mencionando en el caso específico lo siguiente:

“En la aplicación de los programas de aseguramiento obligatorio, se observarán las siguientes reglas de protección y exclusión:

  1. El trabajador autónomo, el profesional en libre ejercicio, el administrador o patrono de un negocio, el dueño de una empresa unipersonal, el menor independiente, que voluntariamente se afiliaren al IESS, estarán protegidos contra todas las contingencias enunciadas en el artículo 3 de esta Ley, excepto la de cesantía; …”.

En base a lo mencionado, se debe realizar una interpretación conjunta entre lo que manifiesta el Art. 2 y el Art. 10 de la Ley de Seguridad Social, ya que éste artículo al aludir la frase “que voluntariamente se afiliaren al IESS”, claramente hace pensar que la obligatoriedad únicamente cabe para los empleadores que tengan trabajadores bajo relación de dependencia; lo cual, fue resuelto por la Resolución CD. 467 del Consejo Directivo del IESS, misma que fue aprobada el 20 de marzo de 2014, expidiendo el “Reglamento de Afiliación al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social de las Personas Sin Relación de Dependencia o Independientes y Ecuatorianos Domiciliados en el Exterior”, mismo que en el Art. 1 del Capítulo Primero que se titula “De la Afiliación de las Personas Sin Relación de Dependencia o Independientes” dice lo siguiente:

“Se podrán afiliar voluntariamente, desde el día en que realicen la correspondiente solicitud, las personas que tengan ingresos sin relación de dependencia o independientes, domiciliadas en el Ecuador, presentando su aviso de entrada a través del portal web oficial del IESS”.

En definitiva, con la frase “se podrán afiliar voluntariamente”, es clara la voluntariedad que existe para la afiliación de los trabajadores sin relación de dependencia; sin embargo, la variedad de criterios que existen actualmente al respecto, ha desencadenado que continúe la presente discusión, ya que por un lado se sostiene la voluntariedad y por otro se exige la obligatoriedad; con lo cual, es clara la necesidad de la promulgación de una nueva resolución en la cual se unifiquen criterios y de una vez por todas se defina si los trabajadores sin relación de dependencia tienen o no la obligación de afiliarse al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, y acceder de ésta manera al Seguro General Obligatorio, aceptando todas las obligaciones derivadas de él.

 

Sin Comentarios

Escriba su comentario

Please enter a message.
Por favor ingrese su nombre.
Please enter a valid e-mail address.